© Bat World Sanctuary Por Amanda Lollar
Traducido por Silvia Strasser

Para zoonosis, biólogos y veterinarios

La eutanasia se define como el acto de induce a una muerte incruenta, sin dolor. Idealmente, el método usado para administrar una muerte indolora a un animal debería causar el mínimo estrés en el procedimiento. Debería ser una caída rápida en la inconciencia seguida de un paro cardíaco o respiratorio y finalmente la pérdida de la función cerebral.

El método de eutanasia aceptable con murciélagos insectívoros es el uso de inhalantes isofluorano y el haloteno.

Métodos inaceptables

  • C02 es un método de eutanasia inaceptable para murciélagos insectívoros. El dióxido de carbono se usa frecuentemente en cámaras especialmente diseñadas para eutanizar pequeños animales de laboratorio. En mamíferos de tamaño similar a los murciélagos insectívoros, tales como los ratones, el dióxido de carbono tiene un efecto depresor y anestésico rápido y se lo considera un método condicionalmente incruento. Sin embargo, los murciélagos insectívoros tienen alta tolerancia al dióxido de carbono. Cuando 25 murciélagos pálidos (A. pallidus) se eutanizaron en la Universidad de Texas A&M, una asistente de investigación notó jadeos y contorsiones en cada uno de los animales durante 1 a 3 minutos. Cuando se suponía que ya se había logrado la sofocación, a cada murciélago se lo colocó en una bolsa plástica zip-lock dentro del refrigerador para esperar para colectar muestras de tejido para las pruebas de rabia. Un pequeño número de estos murciélagos estaban en un estado semi-conciente después de ser colocados en las bolsas, y se despertaron durante la necropsia (en ese momento, se les quebaron los cuellos) (M. Singleton, com. pers.). Dos especies (T. brasiliensis y L. borealis) sospechados de rabia se eutanizaron con una cámara de CO2 especialmente diseñada por la autora en 1998. Resultó un sufrimiento similar con ambas especies (estos animales fueron quitados de la cámara de CO2 y eutanizados con isofluoreno).
  • T-61, Ketamina, Telazol, y Diazepam son métodos inaceptables. T-61, Ketamina, Telazol, y Diazepam son métodos de eutanasia inaceptables para murciélagos insectívoros. T-61 es un inyectable no barbitúrico, no narcótico utilizado para eutanasia. A pesar de que puede resultar asequible en Canadá, no resulta comercialmente disponible en otros países. Proporciona una combinación de efectos anestésicos general, curariforme y local. El panel de expertos en eutanasia AVMA recomienda que si la droga se utiliza, que sólo sea administrada de manera intravenosa ya que hay duda sobre la absorción y comienzo del efecto si se lo administra de otra forma. Por el hecho de que el efecto curariforme produce la parálisis incluso del sistema respiratorio, un animal puede estar conciente mientras se asfixia.
  • Clorhidrato de Ketamina y Acepromazina es un método inaceptable. Ketaset®/PromAce es una combinación de clorhidrato de Ketamina y Acepromazina, un tranquilizante y anestésico general. A pesar de haberse inyectado de forma subcutánea para eutanizar murciélagos, es conocida la fase de excitabilidad que induce, caracterizada por temblores y vocalizaciones previo a la pérdida de la conciencia.
  • El congelamiento no se recomienda para usarlo con murciélagos. Durante muchos años se recomendó el congelamiento cómo método de eutanizar murciélagos en estado de torpor (Barnard, com. pers.). El panel de expertos AVMA considera inhumano el congelamiento rápido de animales concientes, pero no se refiere a animales en estado de torpor. A pesar del hecho de que los murciélagos entran en un estado de torpor cuando están en condiciones de temperaturas bajas, pueden despertar completamente para buscar un lugar más tibio cuando su temperatura corporal alcanza el nivel de riesgo de muerte.

Métodos Aceptables

  • Halotano e Isoflurano son los inhalantes preferidos y recomendados por la autora para eutanizar. Ambos químicos producen un efecto anestésico moderadamente rápido seguido de muerte cuando se lo utiliza en dosis (concentraciones) suficientemente altas o con una exposición prolongada.
  • Si se dispone de vaporizador, vamos a utilizar isofluorano al 4% en cámara de inducción. Si no se dispone de vaporizador, vamos a insertar una bola de algodón en un la cubierta plástica utilizada para las jeringas de 6ml y verter 5.0ml de Halotano o Isoflurano en la bola de algodón. Si el murciélago está calmo, se lo puede colocar sobre una tela suave o sostenerlo en la mano. Colocar el extremo abierto de la tapa de jeringa sobre la cabeza del murciélago. No empujar la cabeza del animal dentro porque entra en pánico, sino ponerla cerca y por encima de su cabeza hasta que el efecto anestésico resulte obvio. Debería tardar sólo unos segundos en dormirse y no debe exhibir ningún signo de sufrimiento durante este proceso. Una vez que el murciélago está inconciente, cubrir su cabeza completamente con la tapa de la jeringa y colocar murciélago y jeringa ambos en un pequeño recipiente hermético en un lugar tranquilo durante una o dos horas. Usar un estetoscopio neonatal para asegurarse que el corazón ha cesado de latir.
  • Los murciélagos que resulten difíciles de manejar deben colocarse entre los pliegues de una tela oscura y suave o en un roosting pouch (bolsillo de descanso) dentro de un pequeño recipiente plástico con tapa con cierre ajustado (ver Figura 1). Colocar la tapa plástica con la bola de algodón (saturada en inhalante) en el recipiente y cerrar la tapa de la caja. La tapa plástica de la jeringa con el algodón no debe colocarse directamente frente a la cara del murciélago. A pesar de que el animal se va a dormir rápidamente, espere unas dos horas antes de verificar el latido con un estetoscopio neonatal.
  • Los murciélagos de cueva se introducen dentro del bolsillo o en una tela oscura o bolsillo de descanso y los de follaje se colocan sobre el bolsillo o la tela. El algodón dentro de la tapa de plástico de la jeringa se empapa con isofluorano y la tapa se cierra.
  • Un método de eutanasia inyectable puede resultar más conveniente en el caso de murciélagos con afección respiratoria. Los medicamentos inyectables preferibles son Acepromazina y tartrato de Butorfanol (0,008ml/g de peso corporal) mezclado con Xilazina (0,01ml/g de peso corporal). La solución debe entibiarse antes de inyectar. Mezclar 0,05ml Acepromazina con 0,05ml de tartrato de Butorfanol y 9,8ml de una solución de electrolitos. Administrar 0,08ml SC. Colocar el murciélago en los pliegues de una tela suave o un bolsillo de descanso. Esperar 20 minutos antes de administrar 0,1 ml Xilazina. Alternativamente, después que el murciélago está sedado, se le puede administrar pentobarbital de sodio solución para eutanasiar.
  • Generalmente, los murciélagos quedan anestesiados en cuestión de segundos, a pesar de los cual el animal debe permanecer seguro y sin ser perturbado en un lugar silencioso y oscuro por varias horas. Confirmar la muerte chequeando latido y respiración.

http://batworld.org/wp-content/uploads/2017/01/BWSposition_statement-euthanasia.pdf

Actuemos siempre con responsabilidad y siguiendo los protocolos.